Actividad de evaluación “Al lector”

CONSIGNA: Escribir un ensayo argumentativo expresando tu opinión sobre la visión moral del hombre que transmite Charles Baudelaire en el poema “Al lector”.

 

Requisitos:

  1. analizar brevemente la postura citada haciendo referencia a citas textuales y mencionando algunos de los recursos literarios utilizados por el autor
  2. plantear claramente la opinión personal
  3. desarrollar al menos dos argumentos que respalden la tesis (opinión)

RÚBRICA DE EVALUACIÓN

 

  LOGRADO PARCIALMENTE LOGRADO DEBE MEJORAR
ANÁLISIS E INTERPRETACIÓN DE LA VISIÓN DEL AUTOR Describe de forma sintética y clara qué ha comprendido del planteo del autor. Describe lo que ha comprendido del planteo del autor detallando cada aspecto. Parafrasea el texto sin lograr interpretación o interpreta con errores.
CITA DE RECURSOS LITERARIOS Cita recursos pertinentes clasificándolos correctamente Realiza una nómina de recursos literarios presentes en el texto No cita recursos.

Los clasifica de forma errónea.

 

ENUNCIACIÓN DE LA TESIS Expresa de manera clara  y sintética su opinión sobre el tema. Expresa su opinión de forma escueta aunque no se destaca visualmente en el texto No expresa opinión personal.

La tesis no se explicita de forma clara.

DESARROLLO DE ARGUMENTOS Desarrolla más de un argumentos claros que respaldan su tesis. Desarrolla un argumento claro que respalda su tesis. No plantea argumentos.

 

SINTAXIS No presenta errores. Presenta errores que no comprometen el sentido del mensaje. La comprensión del texto se ve comprometida por los errores sintácticos
ORTOGRAFÍA No presenta errores Presenta hasta 10 errores Más de 10 errores

Ejemplo:

LA IDEA DE LA EXCLUSIÓN  “EL ALBATROS” DE CHARLES BAUDELAIRE Y SU VIGENCIA

En su poema “El albatros”, Baudelaire parte de la observación de una escena atroz en la que unos marineros se divierten causando daño a un albatros.  El autor usa la imagen para expresar cómo se ve a sí mismo como un poeta romántico dentro de la sociedad burguesa con la que debe convivir.

La animosidad del poeta hacia su mundo circundante se expresa en las metáforas “el navío que surca amargos abismos”. Plantea una sociedad en decadencia, cuyos valores se han corrompido y no tiene un futuro claro. Otras imágenes utilizadas por el poeta son la tormenta y el arquero: la sociedad burguesa se encuentra sumida en el caos y ataca a aquellos que considera diferentes, en este caso, el poeta.

La crueldad de la sociedad, representada por los marineros se evidencia al aparecer como sujetos de las acciones más atroces “el pico le quema acercando una pipa”, “otro rengueando imita al cojo que volaba”.  La censura aparece al cortar la posibilidad de alimentarse y volar, pensando en el poeta, de expresarse y de imaginar.

Por otra parte, presenta al poeta como un paria, un excluido dentro de esa estructura en la que no encaja porque no comparte los mismos valores.

En este sentido Baudelaire es ambiguo: se siente despreciado pero también él desprecia su entorno, se siente superior como lo expresa la comparación: “El poeta es igual a este rey de las nubes/ que habita la tormenta y ríe del arquero; / exiliado en el suelo, en medio de abucheos/ sus alas de gigante le impiden caminar.” Su sensibilidad de artista lo sitúa por encima de los demás, él, igual que un Dios, puede crear, contempla el mundo desde una perspectiva inaccesible a los demás mortales.

Como señala la Prof. María José Larre Borges en su blog,Las Alas Grandes y Blancas simbolizan la libertad, espiritualidad, imaginación.

El tamaño de las Alas nos señala que estos 3 conceptos son inmensos en el Poeta. Blancas porque son puras. Tanto las alas como los remos son instrumentos de movimiento pero ninguno está en el lugar adecuado para cumplir su función. Las Alas no están en el Aire y los Remos no están en el Agua. El poeta dentro de la sociedad se siente desubicado igual que el ave, no se encuentra en el lugar adecuado para cumplir su función. A pesar de su gran tamaño, se siente entre los  marineros, insignificante, sin saber qué hacer.”

La exposición de Baudelaire mantiene una vigencia absoluta en la actualidad en cuanto que la sociedad sigue creando excluidos con aquellos que no acuerdan con sus principios dominantes.

En un mundo regido por la imagen, las tendencias populares y las redes sociales, aquellos que se muestran diferentes, que plantean una opinión divergente o que expresan una forma distinta de ver la realidad son censurados, atacados violentamente en un plano verbal. Basta observar los comentarios que aparecen en las redes sociales tras la publicación de alguna noticia controversial. Cuando alguien no opina de la misma manera no entabla un debate productivo en el que se pueda confrontar ideas y aprender de la discusión, sino que se defiende la propia postura atacando la opuesta de la forma más agresiva, denigrando la postura del otro, exaltando sus fallas, sin aportar elementos al debate.

Los medios masivos de comunicación constituyen así una gran paradoja porque por una parte democratizan el acceso a expresarse “libremente” pero por otra parte es sabida la manipulación que estos medios realizan sobre la información que socializan, haciendo que se conozca una opinión hegemónica que se ve como legítima y desestimando todas aquellas voces que se expresan en su contra. }

Las situaciones apuntadas anteriormente nos permite reflexionar sobre la vigencia de las palabras de Baudelaire y su universalidad: aún en el siglo XXI siguen existiendo albatros a los que se les quema el pico y se los imita cómicamente, claro, de formas más sutiles.

 

Profa. Mariana Ferreira González

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: